San Francisco de Asís

Exposición Temporal

________________________________________________________________________________

Filippo Vitale, atribuido
(Nápoles, Italia 1585 - 1650 ) 

San Francisco en meditación
Primera mitad del siglo XVII
Óleo sobre tabla

103 x 76.5 cm


San Francisco de Asís

La humildad y el desapego a los bienes materiales fueron el ideal evangélico que promovió la iglesia a través de las órdenes mendicantes. En 1209, bajo el pontificado de Inocencio III, nació la Orden de los Hermanos Menores en el norte de la actual Italia. Bernardote de Asís –quien por su conocimiento del francés era llamado Il Francesco– había escuchado las santas palabras: Vivir en obediencia, en castidad y sin bienes propios siguiendo la doctrina y las huellas de nuestro Señor Jesucristo quien dice: “Si quieres ser perfecto, anda y vende cuanto posees y dáselo a los pobres; luego ven y sígueme”.

Los Hermanos, o fratelli, se acercaron a la comunidad. Todos podían ser parte de la iglesia y todos formaban esta nueva iglesia regida por el Dios Piadoso del Nuevo Testamento.

En 1519 fray Francisco de los Ángeles obtuvo del emperador Carlos v y del papa León X, las bulas que le permitieron a la Orden la evangelización americana. Junto con Martín de Valencia, alistó a doce misioneros, que como apóstoles de Jesús, trajeron la paz, quienes eran la paz misma.

En esta muestra se reúnen grandes artistas como El Greco, Zurbarán, Filippo Vitale y Trevisani, entre otros. Dos emociones estéticas: la occidental y la del Nuevo Mundo a través de los Antiguos Maestros Europeos y Novohispanos de los siglos XVII al XIX, en lienzo, marfil o cobre de pinturas, esculturas y relicarios, que evocan las palabras del santo de Asís: Alabad y bendecid a mi buen Señor / y dadle gracias y servidlo con gran humildad.


Atras